Consejos para evitar un golpe de calor en perros

Golpe de calor-verano 2020 Golpe de calor-verano 2020 Golpe de calor-verano 2020

Desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Badajoz os recomendamos algunas pautas para evitar un golpe de calor en vuestras mascotas.

NUNCA, dejar a nuestro perro encerrado en el coche, especialmente si está al sol. Puede producirse un recalentamiento, el animal podría estresarse y ese agobio se transformaría en un jadeo más persistente y una temperatura corporal en aumento ante la que su cuerpo no pudiese reaccionar bien. Lo mismo en casa: no deben quedarse encerrados en espacios demasiado calurosos o propensos a sobrecalentarse, como terrazas o habitaciones que reciban sol directo.
Agua fresca y limpia. Los perros, al igual que los humanos, deben poder combatir el calor con hidratación, sobre todo con agua fresca… pero nunca congelada. Un contraste excesivo podría ser más perjudicial. Bastará con unos cubitos de agua en su bebedero.
Nunca hacer ejercicio en las horas punta de calor. El sol puede ser excesivo, lo que unido al esfuerzo podría provocar un golpe de calor a nuestro perro. De hecho, el deporte habrá que medirlo incluso fuera de las horas centrales del día, ya que el asfalto podría mantener una temperatura demasiado elevada después de todo el día recibiendo calor.
Pasear por la sombra. Parece obvio, pero habrá que extremar la precaución. Es necesario salir a pasear, no podemos estar todo el día encerrados en casa, pero sí podemos ser cuidadosos en los paseos para hacerlos por la parte de la calle que menos sol reciba, de forma que la sombra sea una protección más contra el calor.
Refrescar al perro. Mientras paseamos, pero también en casa, con alguna toalla fresca y mojada, con la que refrescarles las zonas de ingles y axilas, que ayudarán a equilibrar la temperatura corporal del perro.
Sentido común. Hay que pensar en el bienestar de nuestro perro y tener empatía si le vemos muy acalorado. Es un miembro más de la familia y, como cualquier otro, puede necesitar que pongamos un rato el aire acondicionado, que abramos una ventana o que le demos algo refrescante para tomar.