Cinco consejos para que tu perro no se muera de miedo con los petardos

miedo con los petardos miedo con los petardos miedo con los petardos

El miedo a los ruidos fuertes, como los que producen los truenos, algunos vehículos de motor y los petardos, afectan a entre un 30% y un 40% de los canes.

 A pesar de que durante las últimas décadas la venta de petardos y fuegos artificiales ha descendido en torno a un 20%, son muchas las personas que siguen adquiriendo productos para cerrar el año con un espectáculo. Sin embargo, lo que para algunos es sinónimo de disfrute, para otros, como nuestras mascotas, puede ser una verdadera tortura.

El miedo a los ruidos fuertes —como los que producen los truenos, algunos vehículos de motor y los petardos— afecta a entre un 30% y un 40% de los canes, explica Manuel Lázaro, veterinario del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid. Y en muchos casos no se trata de un simple susto: "Es importante diferenciar entre miedo a los ruidos y una fobia, que implica una inadaptación que puede tener repercusiones psíquicas o físicas", sentencia.

La pirotecnia suele ser de las cosas que más les atemorizan junto con las tormentas. La diferencia es que algunos perros desarrollan la capacidad de anticipación para detectarlas antes de que comiencen y así poder resguardarse, mientras que los fuegos artificiales y los petardos son imprevisibles y cogen al can por sorpresa.

NOTICIA COMPLETA