Adolfo Herrera Sánchez

Adolfo Herrera Sánchez Adolfo Herrera Sánchez Adolfo Herrera Sánchez

Nace en Córdoba el 25 de Enero de 1892 y estudia en la escuela de dicha ciudad, ingresando inmediatamente en el Cuerpo de Veterinaria Militar, el 30 de septiembre de 1913, donde va haciendo una hoja de servicio admirable, pues en los sitios por donde pasa deja su impronta personal ( Estación de remonta de Écija; Regimientos de Cazadores, de Zapadores, Artillería de Montaña, Lancero de Sagunto, Centro de Recría y Doma de 4ª zona, Cazadores, Deposito de Ganado de Melilla, de Artillería Ligera 2º y 3º, Media Brigada de Montaña, Cuerpo del puesto y Rgt. De castilla). No descuida su formación veterinaria, haciendo cursos de formación específicos, la Diplomatura de Inseminación Artificial y participa en la redacción de un Proyecto de reglamento de Epizootias.

Con posterioridad, tiene destino en la Dirección General de Reclutamiento de la Escuela de Estado Mayor, en la Jefatura de Veterinaria de la Dirección General de Servicios del Ministerio del Ejercito y en la Plana Mayor de la Agrupación de Tropas de Veterinaria Militar, donde se jubila como Coronel Honorífico el 25 de enero de 1954.

Por lo tanto, una vida dedicada al trabajo del veterinario militar (Sanidad Animal y control de Alimentos).

Durante los años 1934 a 1936 presta servicio en el Instituto de Reforma Agraria en Badajoz. Es su etapa extremeña y preside el Colegio desde el 30 de mayo de 1934 a 25 de abril de 1936, precisamente coincidiendo con un período crítico del mismo. Como reconocimiento de su labor es nombrado Presidente Honorífico el 16 de noviembre de 1964.

Además, es condecorado tanto por su valentía y destreza militar como por veterinario y es galardonado con la Medalla Militar de Marruecos, Pasador de Larache anexo a la medalla, distinguido en operaciones en África y Cruz de la Orden Militar de San Hermenegildo, Medalla de Campaña, Cruces Rojas del Mérito Militar, Cruz de Guerra y Placa de San Hermenegildo.

Y más aún. Todavía le queda tiempo de atender a una familia amplia: mujer y seis hijos, uno de los cuales, Antonio, sigue la vocación como Veterinario Titular, cuyo hijo Adolfo, continúa la tradición y es en la actualidad Director del Instituto Llorente D. Adolfo Herrera Sánchez muere el 4 de diciembre de 1970.