Agencia Española del Medicamento

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, ha prohibido la comercialización y la retirada de todos los ejemplares del producto CANARYPOX AUTO VACCINE por tener la consideración de medicamento veterinario y no disponer de la preceptiva autorización.